Top

Arquitalia

Con el fin de avanzar hacia patrones de consumo más sostenibles, hace unos meses, especialmente en junio del año pasado, el gobierno aprobó una serie de cambios, que afectan a la forma en que se fijan los precios de la electricidad, por lo que se ve afectado el importe total en la factura final del mes.

En concreto, los cambios en la factura sólo afectan a las tarifas eléctricas, en concreto, al apartado de peajes o tarifas de acceso. Como probablemente ya sabrás, la potencia es un concepto en la factura que hace referencia al coste de la alimentación de cada uno de nuestros hogares.

Con los cambios en curso, el objetivo es permitir que los consumidores usen la electricidad de manera más eficiente al organizar y planificar sistemáticamente su uso de electricidad. Para ello se establecieron tres rangos de consumo diferentes, en los que los costes de energía eléctrica van de mayor a menor.

¿Qué entendemos por potencia de electricidad?

Además de las nuevas realidades que afectan las tarifas de acceso, los cambios introducidos por el gobierno buscan mejorar la eficiencia del consumo a través del ajuste de la potencialidad eléctrica. Anteriormente, la potencia de luz era siempre la misma, y ​​su precio no variaba entre franjas horarias. Es decir, el coste es el mismo para todos los días y horas del año, excepto para los hogares 3.0A, que antes podían disponer de luz para 3 franjas horarias y 3 tarifas.

Cuando hablamos de energía de contrato, nos referimos a unidades que limitan la cantidad de dispositivos que se pueden conectar a la red al mismo tiempo sin activar el interruptor de control de energía (ICP).

En este punto, es relevante tener en cuenta que podemos contratar potencias de manera diferente para cada período, o permanecer igual para ambos períodos. La potencia contratada en kilovatios (kW) afecta directamente la cantidad que tenemos que pagar a la empresa de servicios públicos por la potencia facturada, mejor conocida como plazo fijo.

¿Hay que contratar dos potencias distintas para una misma vivienda?

La respuesta es no. El cliente no está obligado a contratar dos derechos diferentes para una misma empresa. A pesar de la llegada de nuevas franjas horarias, puedes mantener perfectamente el poder del contrato hasta ahora, en lugar de cambiarlo o contratar poderes adicionales.

En cambio, si tenemos claros nuestros hábitos de consumo, es recomendable cambiar la potencia eléctrica. Si reducimos la energía eléctrica para pagar menos y consumir más en las horas punta, lo más probable es que el plomo salte y con ello la pérdida continua de potencia.

¿Cómo puedo saber la potencia de luz de mi casa?

Saber la potencia de luz recomendada de nuestra casa es lo primero que debemos tener en cuenta, una vez que lo conocemos debemos considerar algunos aspectos como:

Saber el consumo eléctrico recomendado de nuestra vivienda es lo primero que debemos tener en cuenta, una vez que lo conocemos debemos tener en cuenta algunos aspectos como:

  1. Consumo generado por cada dispositivo eléctrico
  2. Cuántos electrodomésticos queremos conectar al mismo tiempo.
  3. Personas que viven en el domicilio
  4. Metros de la casa
  5. Estar al tanto de sí nuestras instalaciones son monofásicas o trifásicas.

Un dato importante a señalar y tener claro es que la potencia de luz que contratemos para nuestra vivienda debe ser inferior a la indicada en nuestro Boletín de Electricidad. Por tanto, si necesitamos contratar una potencia superior a esta, debemos solicitar una nueva proclamación y modificar nuestras instalaciones eléctricas en consecuencia.

¿Cómo calcular la potencia lumínica óptima para nuestras necesidades?

  • Déjese asesorar por un electricista homologado que pueda realizar análisis eléctricos de los electrodomésticos de nuestro hogar.
  • Cálculo de kilovatios (kW): Podemos usar una calculadora o calcular manualmente los kilovatios de cada electrodoméstico de nuestro hogar.

Sin embargo, la segunda opción suele ser la menos recomendable ya que es un proceso bastante largo y tedioso.

¿Cómo sé si estoy tomando más energía de la que necesito?

¡Muy fácil! El mejor y más claro indicador de que hemos pedido más electricidad de la que realmente necesita nuestra casa es que nunca tendremos cortes de luz.

Si conectando todos los aparatos eléctricos que tenemos en casa a la vez nos encontramos con que no experimentamos cortes de luz, es recomendable comprobar la potencia que hemos contratado para ver si estamos pagando más de lo que realmente necesitamos.

Elegir la adecuada potencia de luz para nuestro hogar puede ayudarnos a optimizar nuestros recibos eléctricos.

¿Qué precio conlleva la modificación de la potencia de luz?

Si bien cambiar la potencia de luz de nuestro hogar puede ayudarnos a usar la electricidad de manera más eficiente, debemos recordar que los cambios tienen un costo que el cliente debe asumir.

Por lo tanto, es necesario analizar de antemano si el costo-beneficio vale la pena. El precio depende de si queremos reducir o aumentar la potencia.

  • Precio para bajar la potencia de luz: A la hora de reducir la potencia del hogar, tendremos que hacer frente a un pago inicial de 9,04 euros más IVA por el cambio de potencia. Eso significa que abonaremos unos 11 euros en total, que pagaremos en la siguiente factura.
  • Precio para subir la potencia de luz: Sin embargo, si lo que queremos es aumentar la potencia eléctrica, entonces el coste total es mucho mayor. A los costes de conexión hay que sumar el coste de los derechos de extensión (17,37€/kW más IVA) y el coste de los derechos de acceso (19,07€/kW más IVA). Pagaremos estas tarifas por cada kilovatio cargado.

Además, a la hora de plantearnos cambiar la electricidad de nuestra vivienda, debemos saber que solo se permite una modificación de luz al año, por lo que debemos estar absolutamente seguros de cuáles son las verdaderas necesidades de nuestra vivienda antes de solicitar un cambio eléctrico.

Publicar un comentario