Top

Arquitalia

Guía de tipos de armarios

Tipos de armarios para casas

Los armarios, más allá de ser meros contenedores de ropa y objetos, son el reflejo de nuestra personalidad y estilo de vida. Su elección y organización pueden marcar la diferencia en la funcionalidad y estética de un espacio. En esta guía, nos sumergiremos en detalle en los diferentes tipos de armarios y cómo sacarles el máximo partido.

Tipos de armarios según sus puertas y diseño

Armarios con puertas abatibles:

  • Características: Son los más tradicionales y cuentan con bisagras que permiten que las puertas se abran hacia afuera.
  • Ventajas: Ofrecen una visión completa del interior y permiten una fácil accesibilidad.
  • Desventajas: Requieren espacio delante del armario para abrirse completamente.
  • Estilos: Desde modelos clásicos de madera tallada hasta diseños contemporáneos con acabados lacados.

Armarios sin puertas o vestidores:

  • Características: Son estructuras abiertas que dejan a la vista su contenido.
  • Ventajas: Acceso inmediato a todas las prendas y sensación de amplitud.
  • Desventajas: La ropa y objetos están más expuestos al polvo y la luz.
  • Estilos: Desde diseños minimalistas con líneas simples hasta configuraciones más elaboradas con islas centrales y accesorios de lujo.

Armarios con puertas correderas:

  • Características: Sus puertas se deslizan lateralmente sobre rieles.
  • Ventajas: Ahorro de espacio y diseño moderno.
  • Desventajas: No se puede acceder a todo el interior del armario al mismo tiempo.
  • Estilos: Varían desde paneles de espejo que amplían visualmente el espacio hasta acabados en madera natural para un toque cálido.

Profundizando en la organización interna de tu armario

Zona de colgado:

  • Importancia: Ideal para prendas que necesitan mantener su forma.
  • Consejos: Usa perchas del mismo tipo para un aspecto uniforme. Separa las prendas por longitud: blusas, pantalones, vestidos largos, etc.

Estantes a diferentes alturas:

  • Importancia: Perfectos para ropa doblada y objetos de uso frecuente.
  • Consejos: No sobrecargues los estantes. Usa cajas o cestas para agrupar objetos pequeños.

Cajones con organizadores:

  • Importancia: Mantienen las prendas pequeñas y accesorios en orden.
  • Consejos: Usa separadores o cajas pequeñas para categorizar el contenido: ropa interior, joyería, cinturones, etc.

Zapatero integrado:

  • Importancia: Evita que los zapatos queden esparcidos.
  • Consejos: Si es posible, deja espacio entre cada par para evitar que se deformen. Considera soluciones extraíbles o giratorias para un acceso más fácil.

Compartimentos especiales:

  • Importancia: Para accesorios o prendas específicas.
  • Consejos: Dedica espacios para corbatas, bufandas, sombreros o cualquier otro accesorio que requiera cuidado especial.

¿Dónde encaja mejor cada tipo de armario? Una guía para cada espacio

Los armarios, más allá de su función primordial de almacenamiento, pueden ser piezas clave en la decoración y funcionalidad de un espacio. Dependiendo del tipo de armario, hay lugares donde encajan mejor y maximizan su utilidad. A continuación, te ofrecemos una guía detallada sobre dónde situar cada tipo de armario según sus características y diseño.

Armarios con puertas abatibles:

  • Dormitorios principales: Estos armarios son ideales para habitaciones amplias donde se puede aprovechar su capacidad de almacenamiento al máximo. Su diseño tradicional encaja perfectamente en ambientes clásicos, pero también hay modelos contemporáneos que se adaptan a estilos más modernos.
  • Habitaciones de invitados: Al ser un espacio que no se utiliza diariamente, un armario con puertas abatibles puede ser útil para guardar ropa de cama, toallas y otros enseres para visitas.
  • Despachos o estudios: Aquí, estos armarios pueden adaptarse para almacenar documentos, libros o material de oficina.

Armarios sin puertas o vestidores:

  • Lofts o espacios abiertos: Estos armarios aportan un toque moderno y desenfadado. Al no tener puertas, facilitan el acceso y ofrecen una sensación de amplitud.
    • Habitaciones con diseño contemporáneo: En espacios donde se busca una estética minimalista y funcional, un vestidor abierto puede ser el complemento perfecto.
    • Vestidores independientes: Si cuentas con una habitación dedicada exclusivamente a tu vestuario, un armario sin puertas te permitirá tener una visión completa de todas tus prendas y accesorios, facilitando la elección diaria de tu atuendo.

Armarios con puertas correderas:

  • Apartamentos o espacios reducidos: Su diseño permite maximizar el espacio, ya que no necesitan área adicional para abrirse. Son ideales para habitaciones donde cada centímetro cuenta.
  • Habitaciones juveniles: Además de ser prácticos, los armarios con puertas correderas suelen tener un diseño moderno que encaja con estilos juveniles y contemporáneos.
  • Pasillos o zonas de distribución: En ocasiones, los pasillos o zonas de distribución pueden aprovecharse con armarios de este tipo, ya que no obstaculizan el paso y ofrecen espacio extra de almacenamiento.

Maderas y tonalidades ideales para tu armario

La elección de la madera y su tonalidad es esencial para determinar la estética y durabilidad de un armario. Cada tipo de madera tiene sus propias características y ventajas, y su tonalidad puede influir en la percepción del espacio y en la armonía del ambiente.

Armarios con puertas abatibles:

  • Roble: Esta madera es conocida por su resistencia y durabilidad. Sus tonalidades van desde el claro hasta el marrón medio, lo que la hace versátil para ambientes tanto tradicionales como modernos.
  • Caoba: De tonalidad rojiza y con un grano fino, la caoba aporta un toque de elegancia y sofisticación, ideal para armarios de diseño clásico.

Armarios sin puertas o vestidores:

  • Pino: Es una madera ligera y de tonalidad clara. Su aspecto fresco y natural la hace perfecta para vestidores abiertos, aportando luminosidad y sensación de amplitud.
  • Fresno: De tonalidad clara y grano visible, el fresno es resistente y aporta un toque contemporáneo y minimalista a los vestidores.

Armarios con puertas correderas:

  • Nogal: Esta madera es conocida por sus tonalidades ricas que van desde el marrón claro hasta el oscuro. Su grano distintivo y su durabilidad la hacen ideal para armarios modernos con puertas correderas.
  • Cerezo: De tonalidad rojiza y con un grano suave, el cerezo es una madera resistente que aporta calidez y elegancia.

Tonalidades y su influencia en el espacio:

  • Tonos claros (como pino o fresno): Amplían visualmente el espacio, aportan luminosidad y son ideales para habitaciones pequeñas o con poca luz natural.
  • Tonos medios (como roble o nogal): Aportan equilibrio y calidez, siendo versátiles para cualquier tipo de ambiente y estilo decorativo.
  • Tonos oscuros (como caoba o wengué): Crean ambientes sofisticados y elegantes, pero pueden reducir visualmente el espacio. Es recomendable usarlos en habitaciones amplias o combinarlos con tonos más claros y buena iluminación.

Elegir el armario adecuado va más allá de una simple decisión estética; implica considerar la funcionalidad, el espacio disponible, el material y la tonalidad. Cada tipo de armario, con sus características y ventajas, se adapta a diferentes necesidades y estilos de vida. La madera, con su variedad y riqueza, aporta no solo durabilidad sino también personalidad a estos muebles esenciales. Al tomar decisiones informadas, garantizamos que nuestro armario no solo sea un elemento de almacenamiento, sino también una pieza central en la decoración y armonía de nuestro hogar.

Publicar un comentario