Top

Arquitalia

La sostenibilidad está teniéndose en cuenta cada vez más en una gran cantidad de sectores de la industria y la arquitectura. La utilización de materiales reciclables y libres de tóxicos es ya un imprescindible en nuestras casas y esto hace que las reformas y diseños sostenibles sean una tendencia cada vez mayor.

Apuesta por pinturas ecológicas

Pintar la casa es una las mejoras más recurrentes en la vivienda. Tanto por higiene como para darle un nuevo aire a tu decoración. Puedes encontrar pintura ecológica en un gran número de comercios y grandes superficies. Las distinguirás por el sello Ecolabel y garantizan un bajo contenido de hidrocarburos en estado gaseoso, muy perjudiciales para el medio ambiente, así como para la salud de los habitantes de la casa.

Opta por la domótica

Mediante la instalación de distintos dispositivos, a través de la domótica podemos controlar ventilación, luz, electrodomésticos, etc., además de optimizar el consumo de energía y aportar un plus de bienestar a tu vivienda, ya que ayudan en el ahorro de electricidad, combustible y agua utilizando los tramos horarios de menor coste.

Ilumina con inteligencia

El aprovechamiento de la luz natural, el uso de LEDS y la distribución inteligente de los puntos de luz, son factores que también se contemplan en la planificación de una reforma sostenible y pueden suponer un gran ahorro.

Optimiza el aislamiento térmico

Utiliza materiales sostenibles para el aislamiento térmico. Alternativas como las placas de corcho prensado o materiales vegetales como el lino o el cáñamo, son excelentes formas de invertir en confort. Cualquiera de estos materiales aislantes son opciones mucho más ecológicas que, por ejemplo, las planchas de poliestireno, el poliuretano o incluso la lana de roca que requiere de enormes cantidades de energía para su producción, aunque se trate de un material de procedencia natural. Además de proporcionar un mayor confort térmico, todos estos materiales ecológicos son perfectos para aislar del ruido exterior.

Estudia las diferentes alternativas de calor

Los sistemas de calefacción más contaminantes son los que funcionan con gasóleo tipo C y gas natural.  Además de la gran cantidad de CO2 que generan, también emiten otros gases que contribuyen al temido efecto invernadero. 

Las placas fotovoltaicas son uno de los sistemas más competentes y sostenibles para calentar una vivienda, aunque se trata de una alternativa poco viable para un piso, en cuyo caso deberías apostar por un sistema de calefacción eléctrico.

Así mismo, la bomba de calor puede ser una opción valorable en pisos pequeños con pocas estancias y buen aislamiento.

Las calderas de biomasa, como la popular estufa de pellets, pueden ser un elemento muy valorado en reformas sostenibles. Se alimentan de pequeñas piezas compactas hechas de residuos vegetales cuya combustión no contamina. No son opciones aplicables a un piso, puesto que la chimenea debe sobresalir 2 metros por encima del tejado como mínimo, pero es una excelente alternativa para calentar viviendas unifamiliares.

El suelo radiante, consistente en un sistema de tuberías instaladas bajo el suelo y una capa de mortero autonivelante por la que circula agua caliente, es uno de los sistemas más confortables que existen en el mercado y por el que cada vez se decanta más gente. Además, es un sistema que puede significar un gran ahorro ya que no necesita generar altas temperaturas para calentar la vivienda.

Todos estos puntos contribuirán a la sostenibilidad, el cuidado y el mantenimiento del medio ambiente con el que, afortunadamente, muchos de nosotros estamos ya tan comprometidos.

Post a Comment