Top

Arquitalia

Llama Gas

Lo más común en las viviendas españolas, es que la materia prima utilizada como combustible para la calefacción de los hogares sea el gas natural, debido a que este elemento cuenta con una gran capacidad calorífica y la red de distribución general de este elemento consigue llegar a una amplia mayoría de ubicaciones dentro del país.

Sin embargo, existen aún ubicaciones donde esta red de distribución de gas canalizado no consigue acceder, por consiguiente, las viviendas situadas en estas ubicaciones no podrán contar con los servicios de la red general del gas.

Además, se puede dar la situación, donde, son los propios usuarios los que renuncian a los servicios de la red general, debido a que tienen otras preferencias en cuanto a los combustibles a emplear para la calefacción.

Ante los casos donde no se puede o no se quiere contar con el gas natural como combustible en los sistemas de calefacción, podremos encontrar alternativas a su consumo para este fin, en esta entrada, hablaremos sobre algunas de las principales alternativas que podemos encontrar en la actualidad para suplir al gas natural.

¿Qué opciones tenemos para sustituir al gas natural en una vivienda?

Para suplir los beneficios y servicios aportados por el gas natural, disponemos de una lista de alternativas que consiguen satisfacer las demandas energéticas en mayor o menor medida, dando el servicio tanto de calefacción como de agua caliente sanitaria de la vivienda.

A pesar de que podemos encontrar una gran variedad de sistemas alternativos, debido a la importancia que presentan, nos centraremos en analizar los siguientes sistemas; sustitución del gas natural por gas propano y sustitución del gas natural por equipos de aerotermia, puesto que estas dos opciones suponen dos de las mejores alternativas al gas natural.

Sustituir el gas natural por el propano

La alternativa del propano es una de las más interesantes para sustituir al gas natural, ya que supone una opción eficiente, económica en relación con otras alternativas como la electricidad o el gasóleo y que además cuenta con una mayor eficiencia energética y calorífica que el resto de alternativas.

El suministro de este gas es óptimo, pues se puede utilizar para los sistemas de calefacción, empleando calderas de condensación de propano, como para las cocinas de gas y el agua caliente sanitaria.

El suministro de propano en los hogares puede ser muy diverso, variando en función de las necesidades energéticas que se presenten y del tipo de distribución, dando lugar a las siguientes alternativas:

  • Suministro de propano a granel

Para ser suministrado de esta manera se precisa de la instalación de manera previa de un depósito cercano a la vivienda que cuente con un gran volumen, para poder recibir y acumular el gas dentro de este. Este tipo de suministro está destinado a aquellos usuarios que demanden grandes cantidades de este gas debido a sus grandes necesidades de consumo.

El precio que pagarán los consumidores por el gas con esta modalidad de suministro variará dependiendo básicamente de los siguientes factores; el volumen del depósito de gas, la empresa con la que se tiene contratado el suministro y la posibilidad de obtener descuentos por volumen de compra. Lo más común es que la tonelada de este gas oscile entre los 1500 y los 2500 euros.

  • Suministro de propano en bombonas

Para esta modalidad de suministro, se utilizan distintos tamaños de bombonas de propano para su distribución, el tamaño y capacidad de estas bombonas es variable, pero generalmente encontraremos dos tamaños estandarizados; las bombonas de menor tamaño, con 11 kg de volumen y las de mayor capacidad de 35 kg.

El precio de la bombona de propano variará dependiendo del tamaño de la bombona, si esta se oscila en la franja de entre 8 y 20 kg, el precio será fijo y regulado por el gobierno, sí, por el contrario, se presenta un volumen distinto a los comentados, será la compañía comercializadora de la bombona quien establezca el precio a pagar.

  • Suministro de propano canalizado

Este tipo de suministro de propano está pensado para comunidades de viviendas ubicadas de manera próxima entre sí y que en la actualidad no cuentan con el acceso a los servicios de la red general de distribución de gas natural.

Los usuarios, en estos casos, utilizan un gran depósito común para el almacenamiento de gas, de manera que cada usuario cuenta con una canalización desde el depósito hasta la propia vivienda para el suministro. En estos casos, al tratarse de grandes necesidades de consumo, el precio de este elemento se encuentra regulado por el estado.

Sustitución del gas natural por equipos de aerotermia

La aerotermia supone una de las alternativas del futuro para la calefacción, climatización y agua caliente sanitaria de los hogares, gracias a que, mediante su trabajo basado en intercambios de calor, consigue obtener energía del aire de la calle para usarla en la climatización de la vivienda.

Estos equipos permiten tener calefacción durante los meses de invierno y climatización durante los meses de verano, además de los servicios de agua caliente, empleando, solamente, una única máquina.

A día de hoy, los equipos de aerotermia son la alternativa que presenta una mayor eficiencia energética a la hora de sustituir al gas natura, estos equipos permiten ahorrar hasta el 75% de la energía que consumen en su trabajo, ya que esta energía es captada del aire ambiental.

El resto de energía que demandan, es energía eléctrica para hacer funcionar el motor del compresor, que consigue generar hasta 4 kW de energía en forma de calor por cada kW de luz que consume.

El gran inconveniente que presentan estos equipos a día de hoy es el precio de adquisición de la maquinaria, pues representa una inversión mucho mayor que la del resto de equipos, sin embargo, a largo plazo, los ahorros que proporciona tanto en luz como en gas, propician una amortización gradual.

A día de hoy, los equipos de aerotermia están considerados como una energía renovable, debido a que la energía la captan del ambiente, eliminando las emisiones por su uso.

Publicar un comentario